Para el Gobierno, no tiene sustento el Censo en 2023

 Para el Gobierno, no tiene sustento el Censo en 2023
Para el Gobierno, no tiene sustento el Censo en 2023

INE: No es posible hacer un censo nacional sobre la realidad de Santa Cruz.

El Gobierno desahució ayer la última propuesta de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM) de Santa Cruz sobre un posible Censo en 2023 y ratificó que el Censo de Población y Vivienda se llevará a cabo en mayo o junio de 2024.

En conferencia de prensa, el ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui, afirmó que el documento del Comité Interinstitucional por el Censo de Santa Cruz carece de sustento técnico y, al contrario, tiene un “tinte político”.

“No hay ningún sustento técnico, otra vez está incompleto y es una pena que antepongan lo político”, insistió Cusicanqui.

La UAGRM presentó su propuesta al Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre su cronograma adelantado del Censo.

“Antes del debate por la fecha, debemos pensar en llevar adelante un Censo serio, responsable, transparente y de calidad”, añadió el ministro Cusicanqui.

No obstante, aseguró que el Gobierno y el INE trabajan de acuerdo con el cronograma ya establecido, que fija como fecha límite mayo o junio de 2024.

Afirmó que el documento presentado por la UAGRM tiene más un “tinte político”, pues antes de destacar los datos sociales, de salud, educación o vivienda, prioriza la distribución de escaños y de recursos económicos.

Para el Gobierno, no tiene sustento el Censo en 2023

“Eso muestra el deseo de politizar el Censo, antes que los datos técnicos”, lamentó Cusicanqui.

De la conferencia de prensa también participó la directora del Programa Censo de Población y Vivienda, Martha Oviedo, quien desmenuzó las observaciones a la propuesta de la UAGRM.

Dijo que “lo único que hace es agrupar las actividades; quieren hacer simultáneamente varias cosas, y es difícil por la diversidad de país que tenemos”.

En una entrevista, el rector de la UAGRM cuestionó la posición del Gobierno y del INE de plantear actividades secuenciales en vez de hacerlas simultáneamente.

En opinión de la funcionaria, no es posible desarrollar un censo nacional con base en la realidad de Santa Cruz, como pretende el Comité Interinstitucional. “Hay que explicar que estas propuestas tal vez puedan aplicarse en Santa Cruz, pero con el resto del país hay muchas diferencias”, dijo la Directora del Censo Nacional.

Este tópico fue abordado en el Consejo Nacional de Autonomías (CNA) del 12 de julio, que planteó la postergación del Censo.

En el foro, al que asistieron el presidente Luis Arce, sus ministros, ocho de nueve gobernadores y las asociaciones municipales, se consideró factible hacer el Censo entre junio y septiembre, y no así entre noviembre y marzo, debido a la temporada de zafra, de lluvias o cosechas en los distintos pisos ecológicos del país.

Oviedo explicó una a una las propuestas de la UAGRM en comparación al cronograma del INE para el Censo de 2024.

El primer punto tiene que ver con la actualización cartográfica, que es el trabajo base para la organización y realización del Censo. Al INE le tomará al menos 15 meses, mientras que la universidad plantea solo nueve meses.

El segundo punto es la segmentación; es decir, la definición de áreas de trabajo para llegar a todo el territorio nacional, y la aplicación de al menos 320.000 consultas, lo cual demandará al menos 15 meses de trabajo; la UAGRM propone nueve meses.

“Pero para estar en todo el país, para que nadie se queje; para ser precisos, se necesita tiempo”.

El tercer punto es el cuestionario censal, que es el documento que permite obtener la información en todas las áreas programadas. “Este trabajo es todo un proceso, no es solo tener el cuestionario anterior o que haya una base, porque todo cambia y siempre hay que incluir elementos nuevos”, señaló Oviedo.

En este sentido, dijo que se ha abierto una plataforma para el debate, pero también se están realizando reuniones con alcaldías para completar la labor.

Este punto viene acompañado de lo que se llaman pruebas cognitivas y pruebas piloto. Después se hace el respectivo análisis de estas pruebas, lo que también demanda un trabajo cuidadoso.

El cuarto punto tiene que ver con el censo experimental, una etapa clave en la organización de la gran encuesta, pues es la parte que pondrá a prueba toda la organización y la capacitación de los censadores. “Son varias etapas y la universidad cruceña propone que todo se haga rápido y eso no es técnico”, lamentó.

El quinto punto se refiere a la captura de datos, el escaneo y la socialización del trabajo en terreno; aquí también la idea es llegar a todos los rincones del país.

“La universidad de Santa Cruz cree que todo esto se puede hacer en nueve meses, pero no explica cómo se puede hacer; hay muchas incoherencias en su propuesta”, cuestionó Oviedo.

“Desde el censo experimental, todo tiene que funcionar como un reloj. Es importante la capacitación censal, los voluntarios tienen que saber cómo preguntar”.

POSCENSO.

Sobre la etapa poscensal, Oviedo dijo que en siete meses se podría entregar los datos finales, pero la universidad cree que esta labor se puede hacer en dos meses. “Ni una encuesta se trabaja en dos meses”, afirmó.

Finalmente, dijo que la UAGRM propone que todo el trabajo del Censo se puede hacer entre 12 y 14 meses, pero no explican cómo hacer la labor en este tiempo. “Otra vez, la propuesta es incompleta, no hay un desglose técnico; no dicen cómo pueden hacerlo. Es decir, no hay sustento técnico para que se pueda hacer (el Censo) en 2023”, insistió.

La respuesta del Gobierno y del INE llegó 48 horas antes del cabildo en Santa Cruz que definirá más medidas de presión.

“Es una pena que quieran hacer otra vez medidas de presión con un documento incompleto y sin sustento técnico”, reclamó el ministro Cusicanqui.

Fuente: La Razón

Comentar

PAT Digital

Related post