¿Por qué Venus se convirtió en “un mundo infernal”?

 ¿Por qué Venus se convirtió en “un mundo infernal”?

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) anunció en las últimas horas el lanzamiento de dos nuevas misiones de exploración en Venus, el planeta más caliente del sistema solar, en el marco de un intento de comprender mejor por qué se convirtió en un “mundo infernal”.

Esa calificación ha sido usada para hacer referencia a la disparidad entre las características de Venus y el planeta Tierra, debido a que la temperatura del primero hizo inhabitable su territorio, mientras que en el segundo las condiciones se desarrollaron de manera apta para albergar vida.

Las dos misiones, bautizadas Davinci+ y Veritas, deberían partir “en el periodo 2028-2030”, según comunicó la agencia espacial estadounidense en un comunicado. Ambos proyectos recibirán aproximadamente 500 millones de dólares de financiación.

“Las misiones tienen como objetivo comprender cómo Venus se convirtió en un “mundo infernal” cuando tiene tantas otras características similares al nuestro, y puede haber sido el primer mundo habitable en el sistema solar, con un océano y un clima como la Tierra”, agregaron desde la NASA.

La misión Davinci+ se encargará de analizar la atmósfera mediante el uso de una esfera que descenderá hasta la espesa envoltura gaseosa del planeta, mientras que Veritas mapeará la superficie para comprender mejor sus formaciones geológicas y determinar si alguna vez hubo un océano en ese lugar.

Veritas también “rastreará los relieves en casi toda la superficie del planeta para crear una reconstrucción 3D de la topografía y confirmar si procesos como la tectónica o el vulcanismo siguen produciéndose allí”, agregaron desde la agencia espacial.

En definitiva, se tratará de un proyecto espacial que estudiará a fondo las características del planeta más caliente del sistema solar desde que este fuera visitado por el aparato soviético Vega 2 en 1985. Además será el el principal proyecto de la NASA en ese lugar desde 1978, cuando fue lanzada la sonda Pioneer Venus 2.

“Permitirán que la comunidad científica estudie un planeta en el que no hemos estado en más de 30 años”, afirmó el administrador de la NASA, Bill Nelson, en un discurso anual al personal de la agencia espacial.

“Es asombroso lo poco que sabemos sobre Venus, pero los resultados combinados de estas misiones revelarán detalles sobre el planeta desde las nubes en su cielo a través de los volcanes en su superficie hasta su núcleo”, complementó Tom Wagner, científico del Programa Discovery de la NASA.

“Será como si hubiéramos redescubierto el planeta”, agregó el experto. En el año 1990 fue la última vez que una misión espacial especializada fue lanzada al planeta Venus, cuando el aparato Magellan de la NASA orbitó alrededor del planeta hasta mediados de octubre de 1994.

Una nueva era para Venus


“Estamos acelerando nuestro programa de ciencia planetaria con una intensa exploración de un mundo que la NASA no ha visitado en más de 30 años. Utilizando tecnologías de vanguardia que la NASA ha desarrollado y perfeccionado durante muchos años de misiones y programas de tecnología”, señaló el administrador asociado de ciencia de la NASA, Thomas Zurbuchen

“Estamos marcando el comienzo de una nueva década en Venus para comprender cómo un planeta similar a la Tierra puede convertirse en un invernadero”, agregó.

Cabe resaltar que recientemente la sonda solar Parker de la NASA detectó una señal de radio natural que reveló que la nave espacial había volado a través de la atmósfera superior del planeta Venus. Esta fue la primera medición directa de la atmósfera de Venus en casi 30 años.

El análisis confirmó que la atmósfera superior de ese planeta sufre cambios desconcertantes durante un ciclo solar –el ciclo de actividad de 11 años del Sol– y esto marca la última pista para desentrañar cómo y por qué Venus y la Tierra son tan diferentes.

Comentar

PAT Digital

Related post