Por ultraje a mujeres la justicia encarcela al dueño del club Luxos

 Por ultraje a mujeres la justicia encarcela al dueño del club Luxos
Por ultraje a mujeres la justicia encarcela al dueño del club Luxos

El hombre se declara inocente, pero la Fiscalía asegura que ciudadanas paraguayas son víctimas

Rubén Jaime Rejas Quispe, propietario del night club Luxos Vip Level Club, fue enviado con detención preventiva a la cárcel de Palmasola por decisión del juez de lucha contra la violencia, Roberto Parada, dentro de la investigación que lleva adelante la Fiscalía y la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv). El fundamento es por los delitos de trata y tráfico de personas con fines de explotación sexual comercial, emergente de denuncias de ciudadanas paraguayas que llegaron a Bolivia a trabajar como damas de compañía y se sintieron vulneradas y ultrajadas en sus derechos.

La cautelar se desarrolló la tarde de ayer, pues la Fiscalía, bajo la dirección del fiscal Saúl Balcázar, imputó al hombre y requirió su detención por considerar la existencia de pruebas fehacientes de haber incurrido en el delito de trata y tráfico de personas.

El imputado acudió con sus abogados defensores que argumentaron su inocencia porque según ellos el delito no existió.

La Fiscalía expuso que según las investigaciones desarrolladas las ciudadanas paraguayas desde la gestión 2020 llegaron a Santa Cruz, para trabajar, sin embargo, denunciaron al propietario de vulnerar sus derechos.

Por ultraje a mujeres la justicia encarcela al dueño del club Luxos

Según la Fiscalía el hombre convivió con varias de ellas y utilizó su NIT para evadir el pago de impuestos al Estado. En la audiencia también se hicieron presentes representantes de los Servicios legales Integrales de la Defensoría, que pidieron la detención de Rubén Jaime Rejas Quispe.

Las extranjeras denunciaron que después de las denuncias fueron amedrentadas por el hombre a través de emisarios.

Una de ellas relata que: “se contactaron con nuestros padres en Paraguay y amenazarlos para que desistamos. Incluso varias de mis amigas se vieron obligadas a regresar”, dijo una de las víctimas. El imputado tiene que cumplir 150 días en Palmasola mientras se desarrollan las investigaciones.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post