‘Preferiría ver a mi amigo llorando en mi hombro que ir a su funeral’: el llamado de un luchador de UFC tras el suicidio de su amigo

 ‘Preferiría ver a mi amigo llorando en mi hombro que ir a su funeral’: el llamado de un luchador de UFC tras el suicidio de su amigo

El luchador Paddy Pimblett rompió en lágrimas al contar que antes de su pelea recibió la noticia de que un amigo cercano se había suicidado e instó a los hombres a buscar ayuda.

El británico Patrick «Paddy» Pimblett compite en la división de peso ligero de Ultimate Fighting Championship (UFC), un deporte de artes marciales mixtas con apenas reglas durante la pelea.

Es una disciplina exigente que mezcla boxeo, lucha, taekwondo, judo con movimientos de Jiu Jitsu brasileño, kickboxing y Muay Thai.

'Preferiría ver a mi amigo llorando en mi hombro que ir a su funeral': el llamado de un luchador de UFC tras el suicidio de su amigo

Un deporte extremo y duro.

Por eso ha llamado la atención el ruego de este luchador profesional de 27 años que, después de ganar una pelea el fin de semana, se dirigió a todos los hombres tras dedicarle la victoria a un amigo cercano que se quitó la vida.

«Recibí una mensaje el viernes a las 4 de la mañana. Uno de mis amigos, Ricky, se suicidó en mi ciudad natal, en Liverpool. El estigma de que los hombres no podemos hablar…», dijo emocionado al acabar el combate.

Pimblett instó a los hombres a no sufrir en silencio y a preocuparse por su salud mental en un mensaje directo e inspirador.

«Escucha, si eres un hombre y tienes demasiado encima… Y si crees que la única forma en la que puedes solucionar esto es suicidándote, por favor: habla con alguien».

«Habla con cualquiera. La gente te ayudará», continuó la estrella.

La reacción de los espectadores en directo reveló el impacto que tuvo su discurso en ese mismo momento.

«Preferiría ver a mi amigo llorando en mi hombro que tener que ir a su funeral la próxima semana«, exclamó.

«Deshagámonos del estigma. Los hombres deben empezar a hablar».

El luchador abandonó el octógono entre lágrimas tras su emotivo discurso.

Pimblett explicó que, después de conocer la noticia, tuvo que mantenerse fuerte y acudir a la pelea «no solo por él sino por sus amigos y por la familia de Ricky, que están sufriendo en casa más que yo«.

«Tenía que centrarme en la pelea. Tuve que bloquear mis emociones. Cuando recibí la noticia el viernes estaba llorando», contó.

«Me pregunté por qué estaba preparándome para una pelea y la razón es que lo hice para poder llegar aquí y lanzar este mensaje», afirmó en una entrevista con BT Sports.

«Las mujeres pueden hablar y los hombres no lo hacen porque creen que van a parecer débiles. Pero no, tú eres más fuerte que nadie si eres capaz de ir donde tu amigo y decirle cómo te sientes».

También contó que hubo un momento en su carrera en que las cosas iban mal.

Se había roto una mano y pensó en «hacer alguna cosa drástica».

Fue un discurso muy conmovedor que claramente impactó a quienes miraban la pelea desde casa.

«La entrevista con Paddy Pimblett después de su pelea el fin de semana solo puede haber ayudado a crear conciencia sobre lo importante que es que las personas se abran y hablen si tienen problemas con algo, y fue un recordatorio, una vez más, de que está bien hablar», le dijo Pete White, experto en problemas mentales al diario local Yorkshire Evening Post.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post