Propuesta renovadora de Choquehuanca incomoda a grupo ‘reducido’ del MAS

 Propuesta renovadora de Choquehuanca incomoda a grupo ‘reducido’ del MAS

Un ampliado en Sacaba definirá una sanción para el vicepresidente por intentar “tumbar” a Evo. Volverán a evaluar a Arce y a sus ministros. El ala crítica observó a los legisladores del Trópico por hablar a nombre de la militancia nacional.

Las fisuras en el MAS se hacen más evidentes y se refleja en el ataque frontal que se inició contra David Choquehuanca por parte de Gerardo García, segundo líder de los ‘azules’, quien lo acusó de crear un nuevo partido con la intención de “tumbar” a Evo Morales. El círculo cercano al vicepresidente del Estado apuntó a un grupo ‘reducido’ de legisladores que se mostrarían incómodos por las ideas de renovación planteadas por el ‘vice’ y el surgimiento de nuevos líderes que apelan a la autocrítica.

“A este grupo le está incomodando que el 99% de las bases del MAS quieren renovación y ellos quieren evitar la renovación, no quieren que haya autocrítica que está en la Constitución. Ellos no quieren dejar la mamadera, están imponiendo y nosotros estamos luchando por la democracia dentro del MAS. Nos cansamos de la dedocracia, de los dedazos e imposiciones y se viene un nuevo cambio”, sostuvo el diputado Rolando Cuéllar.

La polémica se inició por las declaraciones de García quien llamó “traidor” a Choquehuanca por supuestamente aprovechar su estadía en el Gobierno para crear una nueva estructura política.
Sumado a ello, el senador Leonardo Loza afirmó que Choquehuanca busca la división del partido en Cochabamba aprovechando el conflicto de la universidad indígena (Unibol) “Casimiro Huanca”.

El también dirigente de las seis federaciones del trópico instó al vicepresidente a “mejorar y corregir algunos temas por el bien del instrumento político”; además, sostuvo que escuchó discursos indicando que “nunca más” una persona del Trópico llegará a la Presidencia.

Para el dirigente departamental del MAS, Eddy Loza, las acusaciones y sugerencias representan una “falta de respeto” a la segunda autoridad de Estado elegida de forma legítima y legal. Cuestionó al senador Loza por actuar como dirigente para defender a un grupo y no como autoridad electa que representa a miles de ciudadanos.
“Hay ataque al vicepresidente
 constitucional y es una falta de respeto.

 A mí me preocupa que se habla una cosa (unidad del MAS) y al siguiente día se dice otra, no se mantiene. Se ve que estos hermanos están queriendo cerrar filas a la oportunidad de muchos dirigentes que están en la espera”, refutó el dirigente.

Por su parte, la directora de la Autoridad de la Madre Tierra, Angélica Ponce, cuestionó que un “pequeño sector” se cree “dueño” del MAS y lanza amenazas.

El diputado Cuéllar fue más directo y no dudó en identificar a los legisladores que defienden a Morales.

 Los tres parlamentarios son Leonardo Loza, Héctor Arce y Gualberto Arispe son denunciados por convertirse en opositores del Gobierno.

El ala renovadora lamentó que en 14 años no se hayan respetado los liderazgos de mujeres y jóvenes y expresaron su preocupación porque el trío de legisladores se consideran “intocables” y se pronuncian a nombre de la militancia de los nueve departamentos.

“El hermano Evo está rodeado de algunos hermanos que le mienten, que se han acostumbrado a vivir de la plata del Estado, eso es preocupante. Desde el 2006 muchos están ahí. Un ejemplo es Héctor Arce que está desde 2006 hasta hoy. ¿No había otra persona?”, increpó Loza. 

El diputado aludido, Héctor Arce, lamentó la actitud de los renovadores por acosarlo e investigarlo sobre sus actos en la alcaldía de Omereque.

Desde la perspectiva del analista político, Paul Coca, la resolución de nueve puntos acordada con el Gobierno y los intentos de silenciar al vicepresidente son una clara señal que Morales quiere ser candidato a la presidencia en 2025.

Llamada de atención
El segundo líder del MAS anunció que el 22 de junio se realizará un ampliado en Sacaba para evaluar la gestión del presidente Luis Arce y las acciones de su gabinete de ministros. También se tratará el asunto de los “infiltrados” en el Gobierno y la denuncia contra el vicepresidente.

Gerardo García en contacto con este medio dijo que se prevé “llamar la atención” al vicepresidente y se definirán otras sanciones.
El diputado Cuéllar desestimó la convocatoria y le dijo que su dirigencia ya feneció por tanto nadie asistirá al encuentro.

“No vamos a permitir que un dirigente caudillo, dinosaurio, que no tiene la autoridad moral de sugerir una llamada de atención. Merece respeto y nosotros lo haremos respetar”, adelantó.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post