Protestas en la Bimodal por demora en la vacunación anticovid, desde el martes se priorizará a viajeros

 Protestas en la Bimodal por demora en la vacunación anticovid, desde el martes se priorizará a viajeros

Unas 30 personas manifiestan su molestia por demora en la vacunación. Desde la bimodal recuerdan que se trataría de un servicio eventual y que la población debería acudir a los puntos de atención habilitados por el Sedes.

Aglomeraciones y molestia en la terminal Bimodal de la capital cruceña, debido a las restricciones en el ingreso. Desde el primer día del año, se requiere la presentación del carnet de vacunación o una prueba PCR negativa, en cumplimiento de los decretos supremos 4046 y 4047.

Numerosas personas permanecían desde las 6:00 de la mañana de este lunes, aguardando la posibilidad de vacunarse en la misma terminal. Pasadas las 14:00 horas todavía seguía la tensión entre quienes pretenden viajar, pero carecen de la documentación requerida.

El director General Ejecutivo de la Administradora de la Terminal Terrestre de Santa Cruz​​, Mario Pérez, lamenta la molestia ocasionada a los viajeros pero recuerda que «la responsabilidad es del ciudadano que llega aquí sin su vacuna».

Protestas en la Bimodal por demora en la vacunación anticovid, desde el martes  se priorizará a viajeros | EL DEBER

Desde el 1 de enero, una brigada de salud, compuesta por dos médicos, atiende a los viajeros que carecen de la vacuna anticovid. En la misma terminal colocan la primera dosis y, de esta manera les permiten viajar.

Se trata de una extensión del servicio de vacunación de la Caja Cordex que opera en la terminal Bimodal «gracias a las gestiones del ministro de Obras Públicas», detalla Pérez. «Les estamos brindando el servicio de vacunación y haciendo las pruebas PCR y de antígeno nasal», complementa.

Desde la puerta de ingreso a la terminal, la gente cuestiona la mala organización en el servicio de vacunación. Son unas 30 personas que este mediodía aguardaban ser atendidas.

José Gómez (56 años) es un transportista de larga distancia. «No he tenido tiempo para vacunarme», dice mientras espera su turno. «Como ahora están exigiendo el carnet de vacunación, me saqué tiempo», añade.

El decreto supremo establece la obligatoriedad de exigir estos documentos (carnet de vacunación o prueba PCR negativa) para el ingreso a cualquier institución pública o privada.

Aglomeraciones y molestia en la terminal Bimodal de la capital cruceña, debido a las restricciones en el ingreso. Desde el primer día del año, se requiere la presentación del carnet de vacunación o una prueba PCR negativa, en cumplimiento de los decretos supremos 4046 y 4047.

Numerosas personas permanecían desde las 6:00 de la mañana de este lunes, aguardando la posibilidad de vacunarse en la misma terminal. Pasadas las 14:00 horas todavía seguía la tensión entre quienes pretenden viajar, pero carecen de la documentación requerida.

El director General Ejecutivo de la Administradora de la Terminal Terrestre de Santa Cruz​​, Mario Pérez, lamenta la molestia ocasionada a los viajeros pero recuerda que «la responsabilidad es del ciudadano que llega aquí sin su vacuna».

Desde el 1 de enero, una brigada de salud, compuesta por dos médicos, atiende a los viajeros que carecen de la vacuna anticovid. En la misma terminal colocan la primera dosis y, de esta manera les permiten viajar.

Se trata de una extensión del servicio de vacunación de la Caja Cordex que opera en la terminal Bimodal «gracias a las gestiones del ministro de Obras Públicas», detalla Pérez. «Les estamos brindando el servicio de vacunación y haciendo las pruebas PCR y de antígeno nasal», complementa.

Desde la puerta de ingreso a la terminal, la gente cuestiona la mala organización en el servicio de vacunación. Son unas 30 personas que este mediodía aguardaban ser atendidas.

José Gómez (56 años) es un transportista de larga distancia. «No he tenido tiempo para vacunarme», dice mientras espera su turno. «Como ahora están exigiendo el carnet de vacunación, me saqué tiempo», añade.

El decreto supremo establece la obligatoriedad de exigir estos documentos (carnet de vacunación o prueba PCR negativa) para el ingreso a cualquier institución pública o privada.

José admite que solo se vacunará porque lo están obligando, puesto que será un requisito para ingresar a los bancos.

En la misma fila se encuentra Sixto Mamani (53 años) que debe viajar a los Yungas para retornar a su trabajo. «Primero dijeron que no iba a ser obligatorio, pero ahora están obligando, nos piden el carnet de vacunación», afirma Sixto, que reconoce que nunca pensó en vacunarse contra el coronavirus.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post