Quitó la vida a su papá y hermano, ahora se arrepiente

 Quitó la vida a su papá y hermano, ahora se arrepiente
Quitó la vida a su papá y hermano, ahora se arrepiente

El 2015 asesinó a sus familiares, ya cumplió la condena que le aplicó la justicia. Hoy pide perdón, que borren sus antecedentes y quiere ser útil a la sociedad

El 25 de agosto de 2015 fue uno de los días más trágicos para la familia Nogales-Aguilera. Ese día un adolescente de 16 años, asesinó a balazos a su hermano de 14 años y a su padre de 62, pero el doble crimen fue ocultado por el autor, pues según investigaciones todo lo planificó, al extremo que primero acudió a la Policía para denunciar que habían sido secuestrados y los raptores pedían por su rescate $us 70.000, pero era una trama para que el hecho pase desapercibido, pero todo quedó al descubierto.

La historia judicial revela que el adolescente primero esperó el momento preciso para matar con una escopeta a su hermano de 14 años y tres horas después hizo lo mismo con su padre.

Los cuerpos fueron escondidos en un depósito del inmueble donde los encontraron. Entonces se conoció lo que había ocurrido.

Lo que sorprendió a los agentes policiales es la planificación, pues el adolescente para ejecutar el primer crimen de su hermano, subió el volumen a un equipo de música y esperó tres horas para disparar contra su progenitor.

Su trama quedó desarticulada cuando convenció a su madre para denunciar ante la Policía la desaparición y el secuestro de su padre y hermano. Cuando sentaban la denuncia en una comisaría, su nerviosismo no pasó desapercibido para los policías que presintieron algo raro. El mismo joven resultó ser el verdadero autor del suceso que conmocionó a la sociedad en Santa Cruz.

Cumple pena y pide perdón

Un juez le aplicó seis años de detención en el Centro de Rehabilitación Nueva Vida Santa Cruz (Cenvicruz), según el Código Niña-Niño y Adolescente.

Quitó la vida a su papá y hermano, ahora se arrepiente

Hace más de un año una jueza de la niñez revocó la medida de privación de libertad en Cenvicruz, por restricción de libertad a cumplir con una medida socioeducativa en su domicilio.

Ya pasó un año y dos meses de esa medida y su defensa considera que el adolescente cumplió con todos los pasos de la pena y pide liberarse de todo.

El caso hoy se sustanció en el juzgado tercero de la niñez y adolescencia de la jueza Evelín Pai.

Cancelación de antecedentes

La defensa del adolescente presentó memoriales pidiendo que la justicia ordene la cancelación definitiva de sus antecedentes, como señala la norma.

Entre sus fundamentos señala que el adolescente ahora ya mayor de edad de 22 años, después de toda la tragedia que causó a su familia, está arrepentido y pide perdón.

La jueza recibió informes de profesionales sicólogos que certifican que ha mostrado un cambio en su comportamiento personal.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post