Raúl Cabezas admite ante juez que el vehículo robado estaba en prenda por deuda a su hermana

 Raúl Cabezas admite ante juez que el vehículo robado estaba en prenda por deuda a su hermana

El coronel cambió de parecer y aseguró ante el juez que en la frontera son militares los que realizan vigilancia permanente contra el ingreso de vehículos indocumentados. El 29 y 30 de marzo dijo que se enteró del vehículo en su casa.

El coronel Raúl Cabezas Pantoja que se desempeñó de comandante de la Policía fronteriza de Uyuni, si bien guardó silencio en la Fiscalía al momento de declarar, ayer frente al juez anticorrupción Roberto Parada Mole, cambio de idea y decidió decir su verdad cuando se le concedió la palabra para que haga uso de su derecho a la defensa material.

Fue antes que el juez emita su fallo que al final ordenó su detención en la cárcel de Palmasola por 180 días, dentro de las investigaciones que lleva adelante la Policía y la Fiscalía tras el destape periodístico de Meganoticias de Chile, basado en las pesquisas de la ONG de Grupo Búsqueda de vehículos robados, que llegó hasta Santa Cruz y detectó gran número de motorizados de ese país.

Raúl Cabezas, frente al juez, fiscales y sus abogados defensores, dijo que durante el tiempo en que le tocó desempeñarse como comandante de la Policía Fronteriza en Uyuni, no pasó ningún vehículo de Chile porque existe una fuerte y permanente vigilancia de militares que no permiten el cruce de motorizados ilegales. En ese tiempo dijo que no tuvo conocimiento del paso de la vagoneta Outlander color plateado marca Mitsubishi, que fue encontrada en su casa en Santa Cruz por el grupo de rescate chileno.

El coronel Cabezas siguió con la palabra y reveló que el 29 y 30 de marzo tuvo conocimiento de la camioneta roja que estaba en su casa y la de su hermana. “Le hablé a mi hermana para que den solución. La camioneta estaba en garantía o en prenda por una deuda de honorarios a mi hermana, que defendía como abogada, a un procesado por narcotráfico”, dijo.

En la misma audiencia el jefe policial aseguró que la vagoneta Outlander fue entregada por el casero de su hermana al Grupo Búsqueda de Chile.

Ante la revelación del coronel Cabezas, el juez Roberto Parada le preguntó que como todo buen policía porque no puso en conocimiento de la unidad de Diprove el hecho, para que se investigue como corresponde a derecho. Al final Cabezas, pese a todo se declaró inocente y aseguró que no cometió delito.

La Fiscalía halló pruebas

El fiscal anticorrupción Alexander Mendoza, en su imputación presentada ante el juez cautelar Roberto Parada, consideró la existencia de pruebas fehacientes contra el jefe policial. Fundamentó que, a través de informe emitido por el Instituto de Investigaciones Técnica Científicas de la Universidad Policial, se realizaron capturas de imágenes y transcripción de audios de redes sociales en el que se observa la comercialización y rescate de vehículos indocumentados.

Señaló que se logró identificar a Raúl Cabezas, como dueño del inmueble en cuyo interior se encontraría albergada una vagoneta color plateado marca Mitsubishi.

Asimismo, en un tiempo de cuatro horas sale del referido inmueble dicho vehículo con rumbo a otro domicilio que se presume también seria de Raúl Cabezas.

El fiscal consideró que con estos hechos el coronel Cabezas facilitó los inmuebles para ayudar, recibir y ocultar vehículos con reportes de denuncias por robo en países vecinos, de esta manera se presume su autoría en delitos de uso indebido de influencias, receptación proveniente de delitos de corrupción, además de enriquecimiento ilícito y favorecimiento al enriquecimiento ilícito.

La Fiscalía asimismo cita el hallazgo por parte de la ONG Grupo Búsqueda de Chile de la camioneta color rojo placa LPFC-90, que estaba a la venta en una feria de Yapacaní. Esta camioneta también había sido robada de forma violenta en Calama-Chile.

En sus conclusiones el fiscal Mendoza también hace notar que dentro de las investigaciones se tiene fijado convocar a prestar declaraciones en calidad de testigo al coronel Rolando Téllez, que ejercía como subdirector de Diprove en santa Cruz. Asimismo, señaló que se necesitará realizar peritajes a sus teléfonos celulares para conocer conversaciones o mensajes, que posiblemente mantenía con personas relacionadas al robo de motorizados.

El fiscal Mendoza aseguró que por tratarse de una investigación amplia se tiene previsto convocar, a través de exhorto y cooperación internacional vía Cancillería, a que las víctimas de robo de motorizados en la ciudad de Calama-Chile, puedan prestar sus declaraciones informativas.

Aprehensión para vendedor

Mientras tanto el fiscal de Yapacaní, Jhiamier Funes, emitió una orden de aprehensión contra Freddy Huallpa Cahuana, que aparece en las imágenes del reportaje del medio de comunicación de Chile, ofreciendo a la venta la camioneta robada en Calama.

Tras la orden fiscal, la Policía se movilizó realizando diferentes allanamientos en su búsqueda, pero hasta el momento no fue encontrado.

Sin embargo, se informó que en su domicilio en Yapacaní, los policías encontraron un motorizado también ilegal e indocumentado.

También es buscado un expolicía que presuntamente cobró $us 1.500 a los investigadores chilenos para hallar motorizados robados en el país vecino.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post