Representante de Unodc sale de Bolivia y presenta su última evaluación antidrogas

 Representante de Unodc sale de Bolivia y presenta su última evaluación antidrogas

Thierry Rostan llegó a Bolivia por primera vez en 1990, volvió en 2017 como diplomático, vio la caída de Evo Morales, la presidencia de Jeanine Áñez y el retorno del MAS al poder.

Thierry Rostan, representante de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (Unodc, por sus siglas en inglés) en Bolivia, concluyó su misión en el país y acudió a presentar su última evaluación sobre la destrucción de drogas y de la que fue parte este organismo multilateral.

“Señor presidente (Luis Arce) acabo de terminar mi misión de en Bolivia. Fueron cuatro años bastante agitados y animados, pero con una misión muy importante: hoy me dieron el privilegio antes de retirarme de presentar este importante informe. Le doy mis agradecimientos sinceros”, dijo Rostan en su intervención final.

A este diplomático le tocó atravesar el turbulento periodo de la caída de Evo Morales y ver la presidencia de Jeanine Áñez, así como coordinar su trabajo con el controvertido exministro Arturo Murillo; declarar que debía revisarse la nueva Ley de la Coca; y luego ver el ascenso de Luis Arce, cuyo ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, se apresuró a recordarle que no aceptaría una injerencia extranjera en el país.

Este último “cruce” de declaraciones entre Del Castillo y Rostan se produjo precisamente en el informe de validación de destrucción de drogas de 2020, acto que se realizó recién en mayo de este año.

El embajador Rostan en su oficina

Este jueves, el apretón de manos de Rostan con el ministro de Gobierno y con el presidente Luis Arce cerró ese trabajo de cuatro años en Bolivia.

La presencia del diplomático se remonta a 2018 cuando llegó al país como representante de esta oficina dedicada al monitoreo y observación de lucha contra las drogas. Francés de nacimiento, casado y con dos hijos, además de diplomático por más de 30 años, de acuerdo con sus propias palabras publicadas en una entrevista que concedió en noviembre de 2020.

Fue an 1990 cuando llegó por primera vez a Bolivia como parte de un programa de Naciones Unidas (NNUU) para promover las exportaciones no tradicionales. Cochabamba fue el centro de su residencia y que luego lo llevaría a concluir un master en Relaciones Internacionales entre Europa y América Latina, en la Universidad de La Sorbona (Francia).

Durante 14 años fue representante de la Unodc en Colombia y antes de venir al país fue enviado a Túnez donde debía instalar una oficina de NNUU sobre seguridad, lucha contra el crimen organizado y terrorismo; finalmente retornó a Bolivia convertido en un diplomático de carrera y asumió el cargo reemplazando a César Guedes.

Fuente: El Deber.

Comentar

PAT Digital

Related post