Río de Janeiro cancela el Carnaval callejero por la variante Ómicron

 Río de Janeiro cancela el Carnaval callejero por la variante Ómicron

El aumento de contagios por Ómicron, la variante de Covid-19, preocupa a las autoridades cariocas

Las autoridades de Rio de Janeiro decidieron este martes suspender sus multitudinarios desfiles callejeros del próximo Carnaval, ante el avance de la variante ómicron que, combinada con las fiestas de fin de año, está provocando un aumento de casos en Brasil.

«El carnaval de calle de la forma que fue realizado hasta 2020 (…) no se realizará en 2022», dijo el alcalde de Rio, Eduardo Paes, en una transmisión en vivo por redes sociales, destacando las dificultades para controlar esta celebración en un momento de alza de contagios.

Paes hizo el anuncio tras una reunión con representantes de los corsos musicales (‘blocos’) que participan en el carnaval. Los desfiles de las ‘escolas’ de samba, que ocurren en un ambiente más controlado dentro del Sambódromo, de momento se mantienen para fines de febrero.

«El carnaval callejero, por su propia naturaleza y carácter democrático, imposibilita cualquier tipo de fiscalización», añadió Paes.

Es el segundo año consecutivo que la pandemia obliga a suspender el carnaval callejero de Rio, una sucesión de fiestas al aire libre atrás de ‘blocos’ que recorren la ciudad arrastrando multitudes, previsto entre el 25 de febrero y el 1 de marzo.

Procurando un ambiente más controlado, se propuso realizar eventos durante febrero en tres espacios diferentes de la ciudad, comentó Paes.

Brasil espera recuperar el Carnaval para 2022. INTERNET

Pero esa propuesta no fue aceptada por los blocos.

«Quedaron en hacer una contrapropuesta», explicó.

«No tenemos identificación con los lugares propuestos, como el Parque Olímpico, que es lejano y no tiene relación con nosotros como nuestros barrios», indicó a la AFP Rita Fernandes, presidenta de la asociación de ‘blocos’ Sebastiana, representante de varios de estos grupos.

El viernes habrá una nueva reunión para intentar llegar a un acuerdo, a la que los ‘blocos’ llevarán «una propuesta más descentralizada», explicó.

«Estamos muy tristes, pero ya que no es posible, nos adaptamos a la ciencia. El carnaval no va a pasar sin celebración», aseguró Fernandes.

En el carnaval de 2020, el último antes de la pandemia, unos 7 millones de fiesteros participaron en los desfiles callejeros, los mayores de ellos hasta un millón de personas, según la agencia de turismo de la Alcaldía, Riotur.

Tras la llegada de la variante ómicron y debido a las Fiestas, varias ciudades de Brasil registran un aumento de casos de covid-19, incluida Rio.

Brasil acumula 620.000 muertes por COVID desde el inicio de la pandemia.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post