Se investigan supuestos abusos sexuales en un cuartel de Beni

 Se investigan supuestos abusos sexuales en un cuartel de Beni
Se investigan supuestos abusos sexuales en un cuartel de Beni

En un recinto militar de Trinidad surgió una denuncia de subalternas. 19 marineras -de 27- acusan a una alférez de abuso sexual. Este caso es atendido por cuatro instancias y la denunciada emitió su descargo

El Segundo Distrito Naval Mamoré, con base en Trinidad, Beni, está en la mira de la justicia por denuncias de abuso sexual. Hay una militar denunciada y 27 marineras que fueron entrevistadas por una psicóloga. El caso pasó a la Fiscalía y la investigación se concentra en una alférez. La Defensoría del Pueblo tomó cartas en el asunto y coordina con la comisión de investigadores, ya que visitó a las supuestas víctimas. Lo mismo sucede con la Asamblea Legislativa Plurinacional y la entidad militar, quienes indagan por separado este hecho. 

La Defensoría del Pueblo tuvo inconvenientes para ingresar al cuartel militar hace un par de semanas. Su representante en Beni, Alberto Condori Castro, informó a este medio que sufrió “obstrucción” de parte de autoridades navales para realizar su trabajo; sin embargo, tras la insistencia, una comisión logró ingresar a la infraestructura militar y entrevistar a las supuestas afectadas. El funcionario ratificó que el caso pasó a la Fiscalía, pero también existe un seguimiento desde la Cámara de Diputados. 

El supuesto abuso pasó en el Batallón de Infantería de Marina – BIM II Tocopilla, que es una unidad dependiente del Segundo Distrito Naval Mamoré.
“Anoticiados de que hubiese existido abuso sexual en el BIM II Tocopila de marineras que están prestando servicio en esa unidad, nos hemos constituido al lugar, pero fuimos obstruidos en nuestro trabajo, ya que en vez de dejarnos ingresar (al centro militar) nos cerraron la puerta. Luego de dos horas pudimos ingresar y se entrevistaron a las marineras. Nosotros guardamos su identidad por seguridad y esperamos tener pronto resultados”, dijo Condori.
El delegado defensorial aseguró que son 27 marineras que fueron entrevistadas por un equipo psicológico. Esta comisión de expertos son funcionarios de la Alcaldía de Trinidad. Condori recalcó que ese es el número de supuestas víctimas que están en investigación, aunque en una denuncia de las marineras solo 19 dijeron que sufrieron el supuesto abuso. 

Este grupo de marineras redactó una carta denunciando a una alférez de los supuestos abusos sexuales. Una de ellas relató que la oficial naval llegaba a la unidad militar los fines de semana en estado ebriedad y se metía supuestamente a las camas de las internas. Luego, la víctima dijo que la alférez les tocaba sus partes íntimas y las amenazaba si elevaban una denuncia.
“Cuando llegó mareada (la alférez), a la una de la mañana, se sentó en mi catrera, me acosó, me tocó la cara, me dijo que el amor es así también”, denunció una de las víctimas en una carta que fue entregada a las autoridades militares de esa unidad en Trinidad. 

Desde La Paz
En La Paz, el comando general de la Armada afirmó que este caso está en proceso de investigación y que no harán ningún pronunciamiento al respecto. Sin embargo, la oficial denunciada presentó su descargo y en un escrito escueto negó que haya cometido abusos sexuales a las marineras. Es más, la alférez dijo que existen algunas subordinadas que negaron las acusaciones de sus camaradas. 

“En cumplimiento a la orden verbal emanada por su persona elevo el siguiente informe: Mi persona no tiene, ni tuvo una conexión sexual con una marinera”, es el descargo presentado por la denunciada y que fue dirigido a Marco Antonio Rosales, comandante del batallón en conflicto. 

Antes, un oficial de nombre Cristian Javier Acho Oliver, con grado de capitán de corbeta, emitió un informe sobre este tema y sugirió remitir el documento a la unidad jurídica de la Armada.
En el texto -que fue realizado en base a las denuncias de las marineras- concluye que “la mencionada alférez comete y realiza esas actividades anormales, indecorosas e incómodas, que van en desmedro y deshonran a la institución naval”. Este documento llegó a la instancia jurídica de la unidad militar. 

Una fuente de la Armada Boliviana en La Paz reveló a este medio que el informe del capitán de corbeta Acho fue estudiado en la unidad jurídica de la entidad y que el comandante naval, Francis Frank Salazar, tomó conocimiento del caso y que instruyó una investigación el pasado 15 de junio. Se conoció que se tomó declaraciones a las marineras, a la alférez denunciada y efectivos militares en la unidad en cuestión. 

Además, la fuente militar dijo que en la siguiente semana se podría emitir una resolución sobre esta denuncia de abuso sexual.
“Existe una molestia porque se ve dañada la imagen de la institución. Además, se está aportando todo lo necesario para que la investigación siga su curso. Le adelanto que lo más seguro es que la denunciada sea procesada, por lo menos en la justicia militar, no sé si en la ordinaria. Vimos que hay muchas denuncias en su contra y también estamos cruzando testimonios no solo con las denunciantes, sino también con quienes trabajan en ese batallón”, remarcó la fuente militar. 

Al respecto, el fiscal de distrito del Beni, Ruthiar Vásquez, informó que este caso es investigado de oficio por la Fiscalía beniana y que hasta la siguiente semana se tendrá el informe del fiscal designado. La autoridad remarcó que ya se tiene el informe psicológico que contiene el relato de las supuestas víctimas.
“Ante las denuncias de que varias señoritas fueron víctimas del delito de abuso sexual, el Ministerio Público, conocido este presunto hecho delictivo, hemos iniciado la investigación de oficio contra autor o autores. Se designó esta causa a un fiscal y se actúa con un equipo multidisciplinario y esperamos que hasta la siguiente semana tengamos mucha información. Nosotros ya iniciamos la investigación y recién veremos cuántas son las víctimas y si hay un solo autor o son varios autores”, afirmó el fiscal Vásquez. 

En el Legislativo

“Hemos presentando una petición de informe escrito para que nos informe a todos los diputados y al pueblo boliviano sobre este caso, porque si es que estuvieran pasando estas cosas debe ser sancionado”, afirmó el legislador. 

El diputado indicó que se pidió brindar datos sobre el sumario informativo abierto contra la alférez, de acuerdo a la Ley de Organización Judicial Militar y al Código de Procedimiento Militar.
“La petición de informe fue enviada al ministro Edmundo Novillo para que a través de su intermedio el Alto Mando de las Fuerzas Armadas detalle las acciones asumidas frente a la mencionada denuncia, en el departamento del Beni”, recalcó Mamani. 

En la oposición también se iniciaron acciones para conocer más a detalle esta investigación. La bancada de la alianza Creemos solicitó información al ministro Novillo sobre este caso.
“Informe, señor ministro de Defensa, de acuerdo a lo establecido en la Ley 348 para Garantizar a las Mujeres una Vida Libres de Violencia, en su artículo 9, cuáles son las acciones que aplica en el interior de los recintos militares donde jóvenes del sexo femenino vienen cumpliendo su servicio militar obligatorio”, señala el punto tres del PIE que fue enviado por la bancada de Creemos. 

Mariel Marín, diputada de Creemos, lamentó que no exista una respuesta pronta sobre este tema y cuestionó a la estructura militar por no avanzar en las investigaciones. La legisladora acotó que existe la posibilidad de ingresar al recinto militar en Trinidad y poder valorar la situación de las marineras afectadas. 

“Este hecho nos preocupa, son varios casos de diferentes tipos de abusos que se denuncian en el departamento del Beni. Como parlamentarios, es nuestro deber no permitir que casos tan serios como estos no se investiguen y queden en la impunidad. Es por eso que pedimos la acción del Ministerio de Defensa, pero no vemos respuestas”, dijo Marín.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post