Shell: la histórica decisión judicial que ordena a la petrolera cortar drásticamente las emisiones

 Shell: la histórica decisión judicial que ordena a la petrolera cortar drásticamente las emisiones

Un tribunal de los Países Bajos falló este miércoles en un caso que puede sentar un precedente histórico que la petrolera Shell debe reducir sus emisiones.

Para el año 2030, Shell debe cortar sus emisiones de CO2 un 45% en comparación con los niveles de 2019, dictaminó el tribunal civil.

Según el veredicto, el grupo Shell es responsable de sus propias emisiones de CO2 y de las de sus proveedores.

Es la primera vez que una empresa es obligada legalmente a alinear sus directrices con los acuerdos del clima de París, señaló la organización ecologista Friends of the Earth (FoE).

Shell: la histórica decisión judicial que ordena a la petrolera cortar  drásticamente las emisiones - BBC News Mundo

Acuerdos de París

En los Acuerdos de París sobre el cambio climático, cerca de 200 países accedieron a mantener las temperaturas globales «por debajo» de los 2 ºC por encima de los niveles preindustriales. El tratado, legalmente vinculante, entró en vigor el 4 de noviembre de 2016.

Estados Unidos se retiró del mismo bajo la presidencia de Donald Trump, pero se volvió a sumar con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca. Varios grupos de todo el mundo están intentando forzar a las empresas y gobiernos a cumplir con los acuerdos a través de los tribunales.

Shell se ha mostrado dispuesta a alcanzar unas emisiones netas 0 tanto para la compañía como para los productos utilizados por sus clientes para el año 2050.

En diciembre, los abogados de la empresa le dijeron al tribunal holandés que la compañía ya está adoptando «serias medidas» para distanciarse de los combustibles fósiles, y consideró que no había base legal para el caso.

Una victoria medioambiental


Análisis de Roger Harrabin, analista de Medio Ambiente

Shell: la histórica decisión judicial que ordena a la petrolera cortar drásticamente las emisiones

El veredicto de Shell es una enorme victoria para los medioambientalistas, y otros gigantes industriales estarán intentando averiguar cómo les puede afectar a ellos.

Porque, de repente, ya no es suficiente que las empresas acaten la ley en sus emisiones – en un extraordinario caso como este, también tienen que cumplir con la política global del clima.

Roger Harrabin - Wikipedia

La defensa de la compañía es que si las personas sienten que el progreso hacia el recorte de emisiones es demasiado lento, deben presionar a los gobiernos, no a Shell, para que cambien las políticas y ofrezcan incentivos financieros.

Los jueces decidieron claramente que Shell debe asumir la responsabilidad de recortar las emisiones de forma mucho más rápida.

Este mismo año otro tribunal holandés falló que Shell fue responsable de los daños causados por los derrames petroleros en el delta del Níger, y ordenó a la compañía pagar compensaciones a los agricultores.

Shell, sin embargo, dijo que los derrames fueron un acto de «sabotaje».

Fuente: BBC NEWS

Comentar

PAT Digital

Related post