Tres exjefes antidrogas de Evo fueron detenidos e investigados por la DEA

 Tres exjefes antidrogas de Evo fueron detenidos e investigados por la DEA

René Sanabria, Óscar Nina y Maximiliano Dávila fueron directores de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn). Se involucraron con el tráfico internacional de drogas.

Las gestiones de Evo Morales tuvieron a jefes antidrogas inmersos en investigaciones de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés). El primero fue René Sanabria, quien fue un destacado policía y que en 2007 fue director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn). El exoficial fue sorprendido enviando un cargamento de droga a Estados Unidos desde Arica, Chile. Fue detenido en Panamá.

Un segundo caso es el de Óscar Nina, quien llegó a la Felcn en 2009 y ya desde que era teniente empezó a tejer negocios ilícitos con la mafia. Llegó a ocupar el máximo cargo de la Policía Boliviana. Tuvo vínculos con el cartel de Sinaloa y contacto directo con Joaquín “El Chapo” Guzmán y uno de sus hijos, que incluso llegó a Santa Cruz de la Sierra para reunirse con el entonces jefe policial.

El último caso es el de Maximiliano Dávila, que en 2019 era director nacional de la Felcn. Ahora es acusado de legitimación de ganancias ilícitas, pero la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) lo encabeza en su investigación por transporte de droga a Estados Unidos.

El 8 de enero de 2007, la entonces ministra de Gobierno Alicia Muñoz, que fue designada por Evo Morales, posesionó a René Sanabria como titular de la Felcn y en menos de medio año de gestión logró incautar 14 toneladas de cocaína.

Tres exjefes antidrogas de Evo fueron detenidos e investigados por la DEA

Con premio
A la conclusión de su gestión, Sanabria superó las 600 toneladas de droga incautada, la mayor parte marihuana, y había capturado a más de 6.000 personas involucradas en la producción y venta de droga. Eso le valió su ratificación. En 2008 duplicó la incautación de cocaína a 28 toneladas. Luego, como premio, ascendió a general y se ocupó del control moral de la Policía Boliviana, como jefe del Tribunal de Disciplina.

Luego pasó a la reserva y el entonces viceministro Felipe Cáceres lo invitó a dirigir el Centro de Inteligencia y Generación de Información (Cegein). Su labor era realizar contrainteligencia en tareas antidroga y de desarticular redes de corrupción en la Justicia, el Ministerio Público y la Policía.
No lo hizo. Fue detenido en Panamá en 2011 cuando intentaba enviar cargamento con droga a Estados Unidos. Agentes encubiertos de la DEA lo seguían.

Óscar Nina es un caso similar. Allegado a Evo Morales logró ocupar cargos en la Policía. Fue director de la Felcn en 2009 y llegó a ser general y comandante de la Policía Boliviana. No ocultó su riqueza y tenía vehículos y casas en varias ciudades del país. Lo mismo pasaba con su hijo, quien llegó a ser teniente policial. Toda su familia estaba inmersa en los negocios de narcotráfico.

Nina, que tenía una estrecha relación con Sanabria, fue detenido en 2015 acusado de traficar sustancias controladas. Lo mismo pasó con su hijo, su hija y su esposa, quien tenían detención domiciliaria.

Ahora, Dávila fue el último jefe antidrogas de Morales. Allegado a los sindicatos cocaleros de Chapare y también amigo del exviceministro Felipe Cáceres.

Fuente: El Deber.

Comentar

PAT Digital

Related post