Una nueva teoría dice que el mundo es una dona

 Una nueva teoría dice que el mundo es una dona

Aunque la idea de una tierra esférica surgió desde Grecia y ya está más que comprobado, aún hay quienes niegan esto, y ahora hasta sugieren que la tierra tiene forma de dona

Pitágoras fue de los primeros en sugerirlo, civilizaciones antiguas ya lo sabían, y aunque en la actualidad ya está confirmado por cientos de científicos, aún hay personas que niegan la forma esférica de la tierra. Los más conocidos son los terraplanistas, pero los hay de todos tipos: hay quienes dicen que la tierra esta hueca, otros que tiene forma geoide, y ahora están los que aseguran que ni plana ni redonda, la tierra tiene forma toroidal o, en otras palabras, de una dona.

Los orígenes de la teoría

En comparación con otras perspectivas sobre la forma de la tierra, la creencia de que nuestro planeta tiene forma de dona es relativamente nueva. Se vio por primera vez en 2008 y, al principio, la mayoría de los usuarios creyeron que era una broma.

Seamos sinceros, la teoría suena absurda, incluso podemos encontrar más sentido en una tierra plana. Pero a pesar de ello, surgieron videos y posts que explicaban el modelo más a fondo, junto con las razones por las que no nos damos cuenta del agujero al centro de la tierra.

Dicha explicación corre a cargo de un usuario terraplanista con cierto renombre llamado Varaug, quien en 2012 explicó que no podemos ver el agujero en el centro de la tierra porque “la luz sigue la curvatura del toro, haciendo que el agujero sea ‘invisible’”.

Representación de una tierra plana

Desmoronando la dona

Ya hay muchos científicos y astrofísicos que enumeran las razones por las que nuestra tierra no puede tener forma toroidal, entre ellas la astrofísica Tabetha Boyajian, quien además asegura que esta teoría es un claro ejemplo de cómo no debe hacerse el método científico:

«Lo único que dice esta teoría es: ‘¿Sabes qué? Me voy a inventar algo sin motivación alguna’, y no es así como se desarrollan las teorías». Así, la astrofísica enumera múltiples pruebas por las que nuestro planeta no puede ser toroidal.

  1. Las salidas y las puestas del sol serían muy distintas a las que estamos acostumbrados, y el día no duraría 24 horas.
  2. Durante los eclipses, la sombra de nuestro planeta no sería redonda, sino análoga.
  3. El agujero no sería invisible, pues los únicos objetos capaces de curvear la luz son los de mayor tamaño o masa, como los agujeros negros.
Representación de un agujero negro curveando la luz

¿Cómo sería una tierra toroidal?

Teóricamente hablando, un planeta toroidal es posible, pero astronómicamente improbable. ¿Y lo peor de todo? Las condiciones en una tierra así serían extremas, pero técnicamente podríamos habitar en ella.

Boyajian y Anders Sandberg, profesor de Oxford, explican a detalle lo distinto que sería nuestro planeta con forma toroidal:

  1. Los cambios de gravedad alrededor del planeta serían muy notables, con una gravedad inferior en el Ecuador y mayor en los polos.
  2. Un ciclo en el que salga y se oculte el sol duraría 2 horas con 50 minutos.
  3. Quienes habitaran regiones cercanas al agujero tendrían dobles estaciones, como un segundo invierno en julio.
  4. Los vientos serían tan potentes que muchas áreas del planeta serían completamente inhabitables.

Por supuesto, todo esto es una hipótesis de algo que no existe, no son razones para justificar la creencia de una tierra toroide. Por como es nuestra vida en la tierra, es imposible que este sea el caso, aunque el que exista una posibilidad remota de un planeta así en otra parte puede hacerles el día a los defensores de la teoría.

Fotografía de una ola azotando un puerto

Fuente: Cultura Colectiva – Con imágenes de: GQ, The Conversation, Live Science, NBC News

Comentar

PAT Digital

Related post