Vecinos y una niña de 10 años salvan de un feminicidio a una mujer; el agresor había planificado enterrarla en una fosa

 Vecinos y una niña de 10 años salvan de un feminicidio a una mujer; el agresor había planificado enterrarla en una fosa

El sujeto es padre de dos niños de la víctima, pero la pareja se había separado hace más de un año. El sábado, el hombre trató de asfixiarla y la apuñaló. Ahora está aprehendido

El retorno a casa luego de una jornada de trabajo se convirtió en una pesadilla para Liliam P. T., una mujer de 30 años que hoy lucha por su vida luego de ser víctima de intento de feminicidio por parte de su expareja y padre de sus dos hijos, de 10 y 2 años.  

La mujer fue apuñalada, golpeada e incluso pretendía ser sepultada en una fosa que el agresor ya tenía lista en el patio de la casa. 

La agresión se registró la noche del sábado en la calle 12 de la Villa Primero de Mayo, cuando Liliam intentó entrar a su domicilio y en vez de compartir una cena con sus hijos y el padre de los niños, que estaba cuidándolos, recibió un golpe en la cabeza que la dejó inconsciente. 

Miguel Ángel Gonzales Molina, ex pareja y papá de los hijos de Liliam, trató de asfixiarla y cuando vio que ya no reaccionaba agarró un combo y pretendía golpearla en la cabeza. 

«Mi hermana cuenta que ella forcejeó para que no la golpee. Él, al ver que estaba mal cuando la asfixió, quiso golpearle la cabeza con el combo. Mi hermana no sabe de dónde sacó fuerzas para evitar que la golpee y gritar por ayuda», relató Cristina P., hermana de la víctima.


Vecinos y una niña de 10 años salvan de un feminicidio a una mujer; el agresor había planificado enterrarla en una fosa
La fosa que encontraron en el patio de la vivienda

Los gritos de Liliam alertaron a su hija de 10 años, que salió corriendo de su cuarto y abrió el portón para que los vecinos ingresaran y ayudaran a su madre.  Incluso, algunos los vecinos habían trepado la pared para ingresar al inmueble.  Dentro de la casa vieron al hombre descalzo y vestido solo con pantalón corto agrediendo a la mujer.

«Escuchamos los gritos, salimos de inmediato. El hombre estaba aturdido viendo dónde escapar, estaba todo ensangrentado en la parte del pecho y el brazo», describió uno de los vecinos.

Sin embargo, el drama no cesó una vez auxiliaron a la mujer que había recibido dos puñaladas en la espalda y golpes en el rostro, sino que se dieron cuenta que el agresor había cavado una fosa en la que pretendía sepultarla después de cometer el crimen.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post