“Voy a trabajar por los pobres”, fue el lema del franciscano asesinado en su iglesia

 “Voy a trabajar por los pobres”, fue el lema del franciscano asesinado en su iglesia

Los restos del franciscano fueron recibidos anoche en la parroquia Nuestra Señora de la Misericordia de Macharetí. Su familia pide justica y cree que el autor es un aspirante a la congregación, mientras que la Policía está movilizada tras su captura

Hace un mes que el franciscano Wilberth Daza Rodas, de 43 años, visitó por última vez la casa de sus padres en Macharetí. Su padre, Hipólito Daza, recuerda que vio a su hijo un poco diferente, algo preocupado y le preguntó si le pasaba algo. Su hijo le contestó que estaba bien y que le dijo “voy a trabajar por los pobres”.

“Estaba preparado para ser sacerdote, pero esa vez lo vimos desalentado y puede ser que estaba amenazado por alguien”, dijo su padre, a tiempo de pedir justicia por su hijo que fue asesinado a golpes en horas de la madrugada del domingo en la iglesia San Francisco de la calle Arenales y Aroma a la que pertenecía y donde siempre soñó servir como sacerdote.

El fray Wilberth era el mayor de cinco hermanos pero apareció sin vida en su iglesia, hecho que causó conmoción en el mundo católico y en toda la sociedad.

La autopsia de ley practicada por forenses en la morgue del hospital de la Pampa de la Isla, estableció que su deceso se debió a un traumatismo cráneo facial abierto y politraumatismo, como consecuencia de golpes que sufrió en diferentes partes del cuerpo.

 La caja estaba vacía

Wilberth Daza Rodas, era miembro de la iglesia San Francisco y su función era la de administrar los recursos económicos, pues era considerado como el ecónomo.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), verificó que la caja donde se guardaba el dinero estaba vacía.

Los familiares del religioso victimado, aseguraron que existe la posibilidad de que el autor del asesinato sea un sujeto con antecedentes que al parecer vive en Beni. Se trataría de un hombre de 25 años que en una oportunidad intentó ingresar a la congregación, pero fue suspendido por actos de indisciplina.

El sospechoso no tenía ingreso a la iglesia pero siempre aparecía y se cree que estaba molesto y que planeó matar al fray Wilberth Daza; la noche del sábado esperó el momento oportuno para atacarlo y quitarle la vida. Sus restos fueron trasladados a su tierra natal Macharetí, donde será velado para darle cristiana sepultura.

La Felcc realiza pericias a dos teléfonos que tenía el religioso y policías están realizando rastrillajes por Beni, en procura de atrapar al sospechoso.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post