Xi Jinping amenaza al mundo con una Gran Muralla de acero

 Xi Jinping amenaza al mundo con una Gran Muralla de acero

Amanece sobre Tiananmen. El suelo sigue mojado tras la tormenta de ayer noche y las alfombras empapadas gimen con las pisadas de 70.000 personas que el nuevo día trae a la plaza. Hoy es 1 de julio de 2021, el Partido Comunista Chino (PCCh) cumple un siglo de vida. Un pueblo henchido de orgullo nacionalista, convencido de que el porvenir le pertenece, acude a su cita con la historia.

Durante los ensayos, la banda militar salta del himno chino a ‘La Internacional’, melodías que representan dos entidades, Estado y Partido, amalgamadas en una sola. Sus banderas rojas casi indistinguibles –cinco estrellas una, hoz y martillo la otra– ondean por doquier convertidas en el adorno primordial de esta coreografía ensayada al milímetro, manifestación de la fuerza estética del totalitarismo. En los asientos centrales un grupo de estudiantes mascullan el texto que pronto interpretarán. «Queremos demostrar que China es un país bueno y hermoso», explica una de las participantes.

«Queremos demostrar que China es un país bueno y hermoso»


Todos los asistentes se ponen de pie al unísono para saludar la aparición de Xi Jinping en lo alto de la puerta de Tiananmen, rodeado de otros mandatarios históricos. Solo él viste la tradicional indumentaria gris –conocida en China como traje de Sun Yat-sen, padre de la República–, idéntica a la que porta Mao Zedong en el colosal retrato a sus pies. Una salva de un centenar de disparos, uno por cada año transcurrido desde la fundación del PCCh, quiebra el silencio. La revolución, que empezó con un encuentro clandestino de 15 hombres, es festejada un siglo después desde el corazón de Pekín.

100 Años Del Partido Comunista De China, El Presidente Xi Amenaza Con La  Intervención Extranjera Y

Una formación de helicópteros traza un cien entre las nubes. Acto seguido, varios cazas dibujan un 71, edad de la República Popular. Estos quince aviones de combate son sendos J-20, el modelo chino más avanzado. Nunca antes un escuadrón tan numeroso habría surcado los cielos, confirmación de que el modelo ya ha comenzado a producirse en masa y reflejo del auge militar chino.

Silencio, habla Xi


Justo antes de que el secretario general tome la palabra, el silencio se vuelve sepulcral. Durante un instante puede oírse el canto de los pájaros que revolotean sobre la multitud muda e incluso el susurro de las hélices del dron que graba la escena. Xi saluda por fin, dirigiéndose a los presentes como «camaradas, amigos». El punto de partida de su intervención es la historia reciente, desde el «siglo de humillación nacional» hasta la actual lucha por la primacía, evolución que constituye la primera fuente de legitimidad para el régimen. Apenas unos minutos antes las grandes pantallas mostraban, entre otras imágenes, famosos monumentos chinos arrasados décadas atrás por fuerzas invasoras occidentales.

Xi Jinping advierte que cualquier nación que quiera intimidar a China “será  golpeada en la cabeza”

Dos advertencias


Dos advertencias del líder chino han despertado aplausos enardecidos. «El pueblo chino nunca ha abusado de otros países; ni en el pasado, ni ahora, ni en el futuro. Del mismo modo, el pueblo chino nunca permitirá que fuerzas extranjeras abusen de nosotros. Quien albergue esas ilusiones se golpeará y derramará su sangre contra la Gran Muralla de acero formada por 1.400 millones de chinos», ha sentenciado, mensaje ante el que la multitud ha irrumpido con vítores exaltados.

Xi declara el auge de China “irreversible” en una exhibición de poder por  el centenario del Partido Comunista | Internacional | EL PAÍS

Fuente: ABC

Comentar

PAT Digital

Related post