Lo último |

La Paz |

Santa Cruz

 28 Febrero

Imagen modal
https://www.facebook.com/capodarte.dumond.venturamall
https://linktr.ee/beicruz




Comportamiento del euro frente a la moneda boliviana

En los últimos minutos de la jornada financiera, el euro mantuvo una cotización estable frente al boliviano, cerrando en un promedio de 7,40 bolivianos, lo que representó un mínimo cambio del 0,02% con respecto a la sesión anterior. Sin embargo, en el análisis de los últimos siete días, la divisa europea acumula un crecimiento del 2,18%, manteniendo un incremento del 1,77% en el último año.

Durante los últimos cinco días hábiles, el euro ha mostrado una tendencia al alza frente al boliviano, encadenando cinco jornadas consecutivas de incremento. Aunque la volatilidad registrada en la última semana ha sido notablemente menor que la del último año, con un 18,24% comparado con el 2,18%, lo que sugiere una mayor estabilidad en el corto plazo.

Mientras tanto, en el panorama interno boliviano, el Banco Central de Bolivia mantiene un tipo de cambio oficial de 6,96 bolivianos a la venta y 6,86 bolivianos a la compra. Esta cifra contrasta con las fluctuaciones observadas en el mercado, evidenciando una discrepancia entre el valor oficial y el real de la moneda extranjera.

En cuanto a las previsiones económicas, el gobierno boliviano proyecta una inflación del 3,60% para el año 2024, cifra cercana al ideal del 3% establecido. Bolivia ha mantenido un control estable de la inflación en los últimos años, a diferencia de otras economías de la región, lo que refleja una gestión eficiente en este aspecto.

Por otro lado, el Banco Central de Bolivia estima un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 3,71% para el año en curso, señalando una recuperación gradual de la economía nacional.

En cuanto a la moneda local, el boliviano, establecido como curso legal en 1987, ha enfrentado diversos desafíos a lo largo de su historia. Desde la suspensión de su fabricación durante la época colonial hasta la externalización de su producción en países como el Reino Unido, Francia y Chile en años recientes, la moneda boliviana ha enfrentado fluctuaciones y desafíos económicos.

La economía boliviana, al igual que muchas otras a nivel mundial, se vio afectada por la pandemia de coronavirus, aunque logró mantener una tasa de inflación relativamente baja en comparación con otros países de la región. Sin embargo, enfrenta desafíos como la transición hacia energías limpias y la gestión de la deuda pública y las reservas internacionales.

En resumen, el comportamiento del euro frente al boliviano refleja una estabilidad relativa en los mercados internacionales, mientras que Bolivia se esfuerza por mantener su rumbo económico en un contexto global cambiante y desafiante. Crédito Infobae

Noticias    
Economía     
Compartir: