Lo último |

La Paz |

Santa Cruz

 17 Junio

Imagen modal
https://sportlinebolivia.com/
https://www.facebook.com/SkechersBO




Activistas lamentan impunidad en la muerte de jaguares; Nuevo caso involucra a empresa China

La indignación y el repudio se hicieron sentir entre los activistas medioambientales tras la muerte de un jaguar a manos de funcionarios de la empresa china Sinohydro. Los activistas protestaron por la reciente liberación silenciosa de una ciudadana china implicada en un caso anterior de tráfico de partes de jaguar.

"Lo ocurrido en Santa Cruz demuestra que estos delitos persisten y no se están tomando las acciones necesarias; existe impunidad", afirmó Daniela Justiniano de la organización ambientalista Alas Chiquitanas. Recordó que una de las autoras del tráfico de partes de jaguar salió en libertad de forma discreta.

Justiniano añadió que se han difundido fotografías de dos ciudadanos chinos, empleados de Sinohydro, desollando y desmembrando un jaguar, una especie amenazada y vulnerable según el Libro Rojo de la Fauna Silvestre de Vertebrados de Bolivia. Alas Chiquitanas denunció en redes sociales que el 5 de mayo un jaguar fue atropellado y descuartizado por trabajadores de Sinohydro.

"La indignación nos invade al saber que las partes fueron halladas en poder de un ciudadano pakistaní y dos bolivianos. Lo más indignante es que la Policía Forestal (Pofoma) no detuvo a los involucrados. Este es un caso de biocidio y tráfico de vida silvestre", denunciaron.

Con protestas, los activistas exigieron a la Fiscalía de Cochabamba una investigación exhaustiva y la condena máxima de diez años de reclusión por biocidio y tráfico de vida silvestre. Justiniano criticó que tanto Pofoma como la Gobernación de Cochabamba no estén cumpliendo con sus deberes legales, señalando que las empresas deben cumplir con las disposiciones de sus estudios de impacto ambiental.

Los colectivos Justicia por la Amazonía y la Asociación Civil Legal Justicia Ambiental también se sumaron a los reclamos. Esta última presentó la denuncia ante la Fiscalía. Según las denuncias, los tres involucrados son trabajadores de Sinohydro, que construye la doble vía Cochabamba - Santa Cruz.

"Reunimos firmas para la querella", informó Rodrigo Herrera de la Asociación Civil Legal Justicia Ambiental.

Huellas del Delito El descuartizamiento del jaguar dejó evidencias, con fotografías del momento en que se sacaban las distintas partes del ejemplar, una especie vulnerable según el Libro Rojo de Bolivia.

Informe de Pofoma El informe señala que el personal de Sinohydro entregó voluntariamente las piezas de jaguar a los policías especializados en delitos ambientales. Sin embargo, Herrera observó que los documentos del fiscal no mencionan que el jaguar estaba en los predios de Sinohydro.

Noticias    
Compartir: