Lo último |

La Paz |

Santa Cruz

 28 Febrero

Imagen modal
https://www.facebook.com/ElectroVidaByDaher
https://bit.ly/ElCedroVallecito




El Vaticano dice que "mejora" la salud del papa, en hospital por una infección pulmonar

El papa Francisco, de 86 años, fue hospitalizado este miércoles por varios días para ser tratado de una infección pulmonar, según informó El Vaticano, tras haber experimentado dificultades para respirar en los últimos días. El pontífice canceló sus audiencias de los próximos días y acudió en ambulancia al Hospital Universitario Gemelli; inicialmente, El Vaticano informó de que se trataba de una revisión rutinaria en el mismo hospital donde fue operado en 2021.

El Vaticano informó el jueves de que su salud "está mejorando progresivamente y continúa con el tratamiento previsto". "Después de desayunar, leyó algunos periódicos y retomó el trabajo", según indicó en un comunicado su portavoz, Matteo Bruni: "Antes del almuerzo fue a la Pequeña Capilla de su apartamento privado para rezar y recibir la eucaristía".

Bruni aseguró el martes que el papa no tiene COVID-19, pero que necesitará varios días de tratamiento. Queda así en suspenso su participación en las actividades de la Semana Santa, que arrancan este domingo.

El papa se veía sano durante su audiencia regular de los miércoles, aunque hizo una mueca al subir y bajar de su vehículo. Cuando era joven, a Francisco le fue extirpado parte de un pulmón por una infección respiratoria, y a menudo habla susurrando.

En 2021 pasó 10 días en el Hospital Universitario Gemelli por una cirugía intestinal en la que le removieron 13 pulgadas del colon.

Francisco está supuesto a presidir la celebración del Domingo de Ramos este fin de semana que inaugurará las solemnidades del Vaticano por la Semana Santa: Jueves y Viernes Santo, la vigilia pascual y finalmente la Pascua de Resurrección el 9 de abril.

Aunque se cancelaron sus actividades de los próximos dos días no queda claro si podrá mantener los planes para la Semana Santa.

Durante más de un año, Francisco ha usado una silla de ruedas por una distensión en los ligamentos de la rodilla derecha y una pequeña fractura. El pontífice declaró que la lesión se estaba curando y que ahora camina con ayuda de un bastón.

El papa también confesó que se resistió a operarse por sus problemas en la rodilla porque no respondió bien a la anestesia general durante la cirugía intestinal de 2021, de la que dijo se recuperó totalmente y podía comer sin dificultades.

En una entrevista del 24 de enero con la agencia de noticias The Associated Press, Francisco reveló que su diverticulosis, que son protuberancias o bolsas en la pared intestinal, había “regresado”.

Mundo    
Noticias    
Compartir: